Violinistas copiapinas se lucieron en presentación de Andrea Bocelli en Festival de Viña del Mar

Lucía Ocaranza Piñones y Cinthia Villagra Vega fueron parte de los 74 músicos que acompañaron al tenor italiano en uno de los espectáculos de mayor calidad y emotividad en la historia del evento viñamarino, donde además participaron 40 coristas.

La segunda noche del Festival de la Canción de Viña del Mar se vistió de gala para recibir uno de los espectáculos musicales más sobrecogedores que se han presentado en la Quinta Vergara, cuando el italiano Andrea Bocelli, junto a su hijo Matteo y otras artistas invitadas de gran calidad mostraron todo su talento a 15.000 personas que, en silencio y con profundo respeto, escucharon, disfrutaron y emocionaron de un género musical que no había tenido ese nivel de exposición en un escenario acostumbrado principalmente a música popular. Dicha presentación tuvo la participación de otros importantes protagonistas; 74 talentosos músicos y 40 coristas nacionales, quienes se presentaron en forma brillante para acompañar al tenor italiano y artistas invitados.

Dentro de ellos, encontramos a dos violinistas copiapinas, se trata de Lucía Ocaranza Piñones y Cinthia Villagra Vega, ambas con estudios en el Liceo de Música de la capital regional, y quienes, gracias a su talento, perfeccionamiento constante y esfuerzo, están consolidando importantes carreras lejos de su tierra natal.

Lucía Ocaranza Piñones estudió en el Liceo de música de Copiapó entre 1997 y 2006, donde aprendió a tocar violín y ha integrado diferentes orquestas en el establecimiento, como infantiles, juveniles y también la de profesores.

Luego de concluir sus estudios de nivel medio, se trasladó a la capital, con la finalidad de estudiar violín de manera profesional en la Escuela Moderna de Música, después de muchos años de estudio y algunas pausas (para hacer viajes con pasantías de perfeccionamiento en Alemania) Lucía logró titularse el año 2018.

Ocaranza fue violinista estable de la Orquesta USACH y desde marzo de 2024 es Asistente de Solista Violín 2 de la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile, una de las más importantes del país, todo esto después de ganar un concurso público, luego de una audición de más de 20 postulantes para dicho cargo.

Respecto a la experiencia vivida en Viña del Mar, Lucía relata que no había tocado antes en la Quinta Vergara, “fue muy emocionante estar ahí en un escenario tan grande, el nivel de producción y ver tanta gente a cargo de este espectáculo”. “Hace algunos años estuve con Andrea Bocelli en una presentación en el Movistar Arena, pero Viña del Mar es distinto, todo el mundo te ve”, señala la profesional de la Música.

Cinthia Villagra Vega comenzó sus estudios musicales a los 9 años en el Liceo de Música de Copiapó, donde comienza su camino en el violín a los 10 años. A lo largo de su trayectoria, Cinthia ha tomado clases con destacados/as intérpretes a nivel nacional y ha participado en clases magistrales de violín y dirección orquestal, tanto en Copiapó, Talca, Concepción y Santiago de Chile.

Su dedicación apasionada por la música la ha llevado a destacarse como intérprete de violín en diversas agrupaciones musicales en Copiapó, Santiago, Concepción y Los Ángeles. Actualmente, se encuentra en su último año de estudios en la carrera de pedagogía en música en la Universidad Alberto Hurtado, donde se ha especializado en violín y dirección orquestal. Además de sus compromisos académicos, Cinthia es miembro activo del ensamble Sylvia Soublette en el ámbito de la música clásica, agrupación que forman junto con sus compañeros de Universidad. En abril del año pasado fue concertina del estreno de la Ópera “La Rara” de René Silva en el teatro de carabineros, compositor y ex académico de la UAH. En 2022 fue gestora y concertina de la Orquesta UAH. Su amor por la música la ha llevado a compartir sus conocimientos como profesora de violín y teoría musical, así como directora de orquesta infantil y juvenil en diferentes establecimientos de la región metropolitana y la comuna de Coronel en el año 2015, en la región del Biobío. Cinthia continúa perfeccionándose en el violín y la dirección orquestal tomando clases particulares y asistiendo a cursos de clases magistrales, así como también en la gestión cultural.

Experiencia junto a Andrea Bocelli

“Esta fue mi primera experiencia en la Quinta Vergara y me sentí privilegiada y feliz por estar allí cuando el show terminó, no lo dimensioné antes. Fue un honor compartir el escenario con músicos profesionales, y por supuesto con Andrea Bocelli, un artista consagrado al que admiro profundamente por todas las barreras que ha tenido que superar para lograr sus sueños, así como también fue un placer ver de cerca a las talentosísimas artistas invitadas por él, y a su hijo”, señaló la futura docente.  

Preparación

Lucía y Cinthia Ensayaron el día anterior al concierto, es decir el domingo 25 de febrero, en dependencias de Canal 13, en un ensayo doble de 14:00 a 21:00h aprox. con una pausa de una hora entre medio. Cabe señalar que los músicos no tuvieron la oportunidad de revisar la música con anterioridad ya que la producción del festival pidió exclusividad total, así como también no se les permitió difundir nada acerca del ensayo, ni tampoco se permitía grabar en el escenario, aunque claro, hubo gente que lo hizo igual como pudo.

Lucía agrega que, “la Orquesta Metropolitana que señalaban, es casi mayoritariamente parte de la Orquesta Sinfónica Nacional, donde pertenezco, y que cuenta con músicos de mucha experiencia”.

Cinthia relata: “Cuando ya nos estábamos bajando del escenario, veo la hora y en realidad había pasado como una hora y media casi, fue todo muy rápido, o al menos así lo sentí. Viví intensamente la experiencia, sumergiéndome en la atmósfera donde se está vibrando por el amor al Arte, aunque suene cliché, que traspasa el tiempo, las generaciones, logrando conectar nuestras energías con el público, desde un principio los aplausos y gritos emocionados del público y personal del festival cuando hicimos la prueba de sonido hasta la euforia del momento, todo fue una amalgama de sensaciones inolvidables”.

Cinthia reflexiona sobre la necesidad de dar mayor visibilidad a la música clásica, la ópera y otras tantas formas de arte que a menudo se limitan a los teatros u otros recintos para que el público pueda disfrutar el amor por la música y el amor por el arte (insisto). Como bien decía Einstein en la carta de amor para su hija “La fuerza universal es Amor. El Amor es Dios, y Dios es Amor. Esta fuerza lo explica todo y da sentido en mayúsculas a la vida. Ésta es la variable que hemos olvidado durante demasiado tiempo, tal vez porque el amor nos da miedo, ya que es la única energía del universo que el ser humano no ha aprendido a manejar a su antojo. Para dar visibilidad al amor, hizo una simple sustitución en su ecuación más célebre. Aceptamos que la energía para sanar el mundo puede obtenerse a través del amor multiplicado por la velocidad de la luz al cuadrado, llegaremos a la conclusión de que el amor es la fuerza más poderosa que existe, porque no tiene límites.”

“Vi y sentí a un público diverso aplaudiendo de pie y ovacionando con entusiasmo cada interpretación hasta las lágrimas, esto me lleva a destacar la importancia de mostrar estos géneros en la televisión abierta con mayor frecuencia, apoyar a los artistas, hablar más de ellos, lo que han hecho y continúan haciendo durante el año, todo el impacto que generó en la audiencia que asistió como a quienes lo presenciaron por la pantalla da cuenta de lo importante que es para las personas tener momentos como estos, de conexión con su alma a través de la música. Si se le diera más énfasis a toda forma de cultura, nuestros niños podrían desarrollar el amor por la música y las artes con mayor naturalidad y no sería un privilegio para algunos solamente”, señaló Villagra.

Cinthya hace un llamado a la comunidad a apoyar a los artistas clásicos, asistir a los conciertos y pagar lo que valen. “Son muchos años de estudio entre otras cosas, como el valor de los instrumentos y mantenciones”.

Presentación de Lucía Ocaranza en Copiapó

Luego de un año de haber ingresado a la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile, espacio al que le costó mucho poder llegar, y que requiere estudio y trabajo constante, Lucía muestra su felicidad, ya que podrá mostrar todo su talento en su ciudad natal, por invitación del director de la Orquesta Sinfónica Municipal de Copiapó, para interpretar en calidad de Violín Solista la obra “ Cuatro Estaciones de Vivaldi”, con dos presentaciones, una de ellas el próximo 11 de abril, en la Catedral de Copiapó, “quiero demostrar todo lo que hago en mi ciudad, donde viven mis padres y gran parte de mi familia”, concluyó Lucía. 

1 comentario en “Violinistas copiapinas se lucieron en presentación de Andrea Bocelli en Festival de Viña del Mar”

  1. Que, hermosa entrevista a tan talentosas interpretes Copiapinas, es importante que se sepa que no todo el arte está centrado en la capital, que también tenemos hermosos conciertos en nuestra ciudad y de forma gratuita, para que toda la comunidad pueda deleitar se de tan bellas obras, ya tenemos que agendar para abril para ir a ver a Lucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *