Viagra y otros fármacos contra la impotencia, relacionados con menos riesgo de alzhéimer en hombres

La investigación, publicada en la revista Neurology, plantea que la reducción del riesgo es mayor entre quienes tenían las prescripciones más frecuentes del fármaco. Se necesitan más estudios para confirmar si hay relación causal.

Un estudio reciente realizado en el Reino Unido sugiere una posible conexión entre el uso de medicamentos para la disfunción eréctil, como Viagra y Cialis, y una disminución del riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

La investigación publicada en Neurology revela que los hombres a los que se les recetan fármacos para la disfunción eréctil, presentan un 18% menos de probabilidades de desarrollar esta enfermedad.

Aunque este descubrimiento suscita expectativas sobre la posibilidad de reutilizar estos medicamentos para prevenir la forma común de demencia, constata Perfil, los expertos a cargo del estudio enfatizan la necesidad de realizar más ensayos clínicos.

Estos ensayos son cruciales para determinar si existe, realmente, una relación causal entre el uso de medicamentos para la disfunción eréctil y la reducción del riesgo de enfermedad de Alzheimer.

Los hallazgos sobre el posible accionar del Viagra contra el Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer es neurodegenerativa y se caracteriza principalmente por alteraciones en la memoria que posteriormente se extienden a demás dominios cognitivos que son el lenguaje, la ejecución y la atención.

Del estudio realizado en el Reino Unido – la enfermedad afecta a unos 7,8 millones de personas en la Unión Europea– participaron casi 270.000 hombres a los que se diagnosticó disfunción eréctil y que no tenían problemas cognitivos al inicio del estudio.

Cerca del 55% de los hombres que participaron tomaban fármacos como sildenafilo (Viagra), tadalafilo (Cialis), vardenafilo y avanafilo, conocidos como inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5, que actúan dilatando los vasos sanguíneos.

Entre los hombres del estudio a los que se recetaron fármacos para la disfunción eréctil, se produjeron 8,1 casos por cada 10.000 personas por año, lo que representa el número de participantes en el estudio y el tiempo de observación.

En comparación, entre los hombres que no tomaban los fármacos, hubo 9,7 casos por cada 10.000 personas por año. La edad media de los participantes al inicio del estudio era de 58,5 años y el seguimiento medio fue de 5,1 años.

Ruth Brauer, autora principal de la Facultad de Farmacia del University College London, explicó en un comunicado: “Aunque estamos progresando con los nuevos tratamientos contra el Alzheimer que eliminan las placas amiloides del cerebro en las primeras fases de la enfermedad, necesitamos desesperadamente tratamientos que puedan prevenir o retrasar el desarrollo de la enfermedad”según consignó Euronews.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *