Vecinas y vecinos de Copiapó levantaron huerta comunitaria en los sectores altos y difunden cuadernillo sobre el tema

Esta iniciativa se realizó con el financiamiento del Fondo de Protección Ambiental 2023 del Ministerio del Medio Ambiente y está disponible para el uso de la comunidad.

Con un parque hermoseado, un invernadero y una huerta comunitaria a disposición de vecinos y vecinas, la organización social Sembrando Atacama dio cierre a su proyecto “Sembrando Bienestar en el Desierto: Talleres participativos medioambientales sobre huertas comunitarias”. El que por cuatro meses desarrolló la arborización de un sitio eriazo, construcción de un invernadero comunitario y talleres de huerta, en el sector Parque “Río Juncalito” de Copiapó, ubicado al final de la calle Venancio Díaz, a las faldas del emblemático cerro Capi, con el objetivo de reforestar, crear conciencia y hábitos de cuidado hacia el medio ambiente.

Esta iniciativa fue financiada por el Ministerio de Medio Ambiente, a través del Fondo de Protección Ambiental, y en su ceremonia de cierre contó con una premiación para sus participantes, sumada a presentación y entrega de un cuadernillo de bolsillo el que ayudará a la comunidad a cuidar su huerta (este material también está en versión digital a libre y gratuita disposición).

Felipe Iriarte, sociólogo, coordinador y vinculador territorial del proyecto explicó que esta iniciativa “busco aportar en superar un problema ambiental de los sectores altos de la ciudad de Copiapó, específicamente de la población Valle los Ríos, que es una zona periférica de un ambiente, principalmente árido, y que ha presentado históricamente problemas de falta de áreas verdes, de regadío urbano, acumulación de sitios eriazos, micro basurales y contaminación, y a su vez carencia de espacios comunitarios e instancias participativas que lleven de forma práctica los conocimientos sobre el cuidado del medio ambiente a la comunidad que habita en su cotidiano. Creemos que el proyecto aportó con la mejora de áreas verdes a nuestro territorio, disminuir focos de contaminación y la desertificación, invitando a la comunidad a la protección del espacio que vive, dando aprendizajes sobre cultivos y entregando la oportunidad para que los vecinas y vecinos se encuentren. Estamos satisfechos por la convocatoria, y al finalizar este proyecto, creemos que apuntalamos a la conciencia sobre el cuidado del medio ambiente, la autogestión alimentaria y a la importancia de intervenir socialmente el lugar que habitamos”.

Un Trabajo Constante

Sembrando Atacama, ha generado un trabajo ya de dos años en la zona y en otras partes de la ciudad, nacida el año 2021 con la motivación de mejorar el entorno de la periferia de los sectores altos de Copiapó y también cuidar la flora y fauna del territorio regional. Es así, como este proyecto se construyó y ejecutó con talleres constantes que además lograrán motivar a más personas con este objetivo.

Andrés Rojas, presidente de Sembrando Atacama, detalló que “esta iniciativa se ejecutó entre agosto y diciembre del año 2023, su primera actividad fue la intervención comunitaria del ex sitio eriazo parque río Juncalito en esa jornada se plantaron árboles, incluido el nativo Chañar, se sacó basura y escombros, además se mejoró estéticamente el espacio, haciendo un camino de piedras pintadas para atravesar el parque. En octubre se dio paso a tres arduas sesiones de construcción comunitaria del invernadero que está a mis espaldas, junto con el armado de bancales y los mesones de cultivo. En la última parte se realizaron en domingos de noviembre tres talleres prácticos sobre huertas comunitarias, en donde la tallerista Antonieta Ortuzar, enseñó sobre ¿Cómo empezar una huerta comunitaria?, Técnicas de plantación y cosecha de una Huerta, mantención y cuidado de una Huerta. Además, se entregaron saberes sobre almácigos, reproducción de plantas, hierbas medicinales y cuidado del agua. El último taller se compartió una comida de convivencia y se hizo un intercambio de semillas, para dar fin a los talleres. Por otro lado, se incluyó la elaboración de manual de bolsillo y con información práctica sobre Huertas Comunitarias, el cual se entrega a la comunidad de forma impresa y digital”.

Por su parte, Carlos Olivares, encargado regional del Fondo del Fondo de Protección Ambiental, de la Seremi de Medioambiente, destacó que “para nosotros es importante que las agrupaciones postulen a estos fondos que están disponibles para hacer gestión ambiental en general, en las distintas temáticas, en este caso involucra a la comunidad y al uso efectivo de residuos domésticos, nos enorgullece y pone contentos que se llegue a esta etapa de finalización y que muchos vecinos pudieran participa y que puedan ocupar estos conocimientos en sus casa y ocupar estas instalaciones, donde se pueden fortalecer estos conocimientos que se obtuvieron”.

Participación

Este proyecto se logró ejecutar gracias a la voluntad de vecinos y vecinas que usaron su tiempo libre para ser parte de esta iniciativa y con ello, aprender y potenciar el cuidado del medioambiente.

Felipe Venegas, participante de los talleres, expuso que “me pareció una excelente iniciativa, donde dieron información que no se recibe generalmente, como por ejemplo algunos libros recomiendan químicos y farmacéuticos para las plagas, pero acá se enseñaron métodos más naturales para solucionar estos problemas. De forma honesta, encuentro que esta es una excelente iniciativa para quienes estamos empezando, en el tema de las plantas o mantener esta huerta comunitaria”.

También, Isidora Castillo consideró que “estos talleres fueron bien buenos, no había visto de este tipo que sean de uso para la comunidad, me gustó mucho aprender de plantas medicinales y su uso”.

Mientras que Mariana Piñones, quien realizó un taller de greda diaguita en la jornada de arborización, comentó “estoy muy contenta, ya habíamos trabajado antes con la agrupación y que se siga incentivando la instancia de limpieza y recuperación de estos espacios, y hablando de la identidad diaguita que es lo que me corresponde a mí, estas instancias siempre serán bienvenida, dando un tono verde y medioambiental”.

Con ello, el presidente de Sembrando Atacama, extendió los agradecimientos a quienes de una u otra forma fueron parte de esta iniciativa. “Como agrupación, damos las gracias a  Ilustre Municipalidad de Copiapó, en especial a la Dirección de Medio Ambiente, con Cesar Araya y a Christian Gallardo, que nos apoyaron bastante en esta actividad, nos donaron árboles y asesoramientos, también la difusión del proyecto, agradecer a Mall Plaza Copiapó que nos contribuyeron con especies para plantar, a Mariana Piñones de la comunidad  diaguita Romualda Ardiles, quien nos contribuyó con un taller de greda y a Jorge Alcota de la comunidad Allin Tuta ( Kakanchic Alcota ) diaguita quien nos donó plantas de Chañar”.

Es así, como la agrupación invita a sumarse a la colectividad y a visitar su Facebook e Instagram @sembrando_atacama y donde además se puede acceder al cuadernillo “Manual sobre huertas comunitarias: Sembrando bienestar en el desierto:” generado por el proyecto y también conocer las próximas iniciativas incentivadas por la agrupación, que buscan proteger y dar a compartir saberes en favor al cuidado del medioambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *