Mesa Regional de Seguimiento de Compromisos pide al Gobierno que se decrete Estado de Emergencia Educacional en Atacama

Una nueva reunión sostuvieron los integrantes de la Mesa Regional de Seguimiento de Compromisos en Educación Atacama, instancia que busca generar acuerdos ante la crisis que se vive en la región, donde 46 establecimientos  educacionales están paralizados manteniendo a 30 mil alumnos sin clases.

La jornada fue liderada por el Gobernador de Atacama, Miguel Vargas Correa y contó con la presencia de la Subsecretaria de Educación, Alejandra Arratia, el Delegado Presidencial de Atacama, Cristhian Fuentes, las parlamentarias y parlamentarios de la zona Yasna Provoste, Daniella Cicardini, Cristian Tapia, Sofía Cid; los Dirigentes del Colegio de Profesores de Atacama, Copiapó, Chañaral, y Asistentes de la Educación, representantes de Centros de Padres y Apoderados, el Seremi de Educación y el Director de la Slep Atacama.

Tras las intervenciones, los integrantes de la mesa generaron 5 puntos de acuerdo que deberán ser evaluadas por las respectivas autoridades de Gobierno y que consisten en:

1.            Decretar estado de emergencia educacional (recursos, trámites administrativos, etc.). Esto debe ser decretado por la Ministra del Interior, por lo que se solicitará una reunión con ella.

2.            Dar continuidad al Plan de Inversiones que se viene ejecutando en la región, con visión de corto, mediano y largo plazo, considerando resolver las discrepancias en el itemizado entre Slep y la comunidad educativa.

3.            Se solicita a Mineduc evaluar el cierre del año escolar con medidas flexibles pedagógicas.

4.            Se solicita a la Agencia de la Calidad de la Educación que evalúe la suspensión del Simce para las provincias de Chañaral y Copiapó, y que no existan consecuencias sobre las comunidades educativas.

5.            El director del Slep oficiará a los directores y directoras para que mientras se realizan los trabajos en los establecimientos educacionales, no haya estudiantes.

Al respecto, el Gobernador de Atacama, Miguel Vargas Correa dijo “aquí se definieron, en primer lugar un conjunto de obras en 60 establecimientos educacionales de la región, principalmente en una primera etapa condiciones mínimas habilitantes, pero también se acordó darle celeridad a los compromisos de mediano y largo plazo, poniendo mucho énfasis en lo importante que es que avance el Convenio de Programación que se ha planteado entre el Gobierno Regional Atacama y el Ministerio de Educación, que permitiría materializar una gran inversión en los colegios de la región, estamos hablando de inversiones que superarían los 300 mil millones de pesos, en un horizonte de tiempo de diez años.

En torno a la petición de evaluar la posibilidad del cierre del año escolar, la primera autoridad de la región de Atacama dijo “eso es lo que se solicita desde la mesa, que el Ministerio de Educación, a través de la Subsecretaría, evalúe cómo se podría aplicar algún plan pedagógico que permita poner término al año escolar, porque estamos partiendo de la base que no es viable que se pueda cumplir con el compromiso de tener terminadas las obras mínimas habilitantes en los establecimientos educacionales. Creo que aquí se ha hecho un acto de sinceridad y de realismo, y de no generar expectativas que no son. Por lo tanto, desde la mesa se hace este planteamiento, que se evalúe dada esta condición de emergencia, dada esta condición excepcional que tenemos en Atacama, particularmente en las provincias de Copiapó y Chañaral, un cierre del año escolar y para ello se solicita que se impulsen planes pedagógicos flexibles dependiendo de la realidad de cada unidad educativa”. El Gobernador explicó que “hasta ahora el Ministerio de Educación ha dicho con mucha claridad, que no es viable cerrar el año escolar. Eso lo ha dicho hasta ahora,  pero la Subsecretaria que estuvo presente en la reunión de la Mesa, acoge esta solicitud y manifiesta que tendrá que evaluarse, porque ese es el planteamiento que emerge de la mesa, que se evalúen opciones”.

Yiariela Ardiles, Presidenta del Colegio de Profesores y Profesoras de Copiapó, señaló que si bien existía un cronograma de trabajos acordado en los establecimientos afectados para cumplir con las condiciones mínimas habilitantes, este no se ha cumplido en los tiempos establecidos. Además  “claramente lo que se establece en esta mesa es que se declare emergencia educacional, ya que los recursos el Slep no los tiene. Claramente les llegaron hoy día mil 700 millones pero los reparten y lo que va a quedar son 3 mil y tantos millones que no les alcanza para reparar los establecimientos, menos para las condiciones medias. Entonces claramente no llegaron nunca con los recursos frescos como nosotros se lo dijimos cuando inició este conflicto, solamente esas son modificaciones presupuestarias de la DIpres”.

En cuanto a la prueba Simce que deben rendir los alumnos y alumnas de cuarto básico y segundo medio este 8 y 9 de noviembre la dirigenta afirmó que “claramente hoy día lo que se solicita es que el Simce no se ejecute, pero sin castigo para los establecimientos. Sabemos que el Simce si bien no tiene algo directamente que afecte a nuestros niños, pero se hace una semaforización de los establecimientos y eso queremos que no tenga esa resolución para nuestros niños o que los colegios se establezcan como buenos y malos, sino que como pasó el 2015, como pasó el 2017 en el aluvión,  aquí el Simce, en las Provincias de Copiapó y Chañaral, se suspendió”.

Respecto a la solicitud de decretar Estado de Emergencia Educacional en Atacama, Mariano Fuentes, Presidente del Colegio de Profesores de Chañaral, señaló “a nosotros nos favorece porque estábamos viendo que el Slep  no tenía recursos, y esa es una manera de que se pueda tener recursos para llevar a cabo las obras habilitantes que estamos haciendo nosotros, las de corto, mediano y largo plazo”. En cuanto a la propuesta de cierre del año escolar, expresó “en este caso sí, porque nosotros estamos afligidos por el tiempo. Cada día que avanza es un día perdido para nosotros. Tenemos fijado que llegar a marzo con todas las condiciones, digamos en los colegios y no volver a repetir este año 2023. Por lo tanto, si es posible hacer un cierre, lógicamente con un plan pedagógico, pero de poder disponer del establecimiento para poder realizar y empezar luego las obras y no a mediados de marzo.

Carlos Rodríguez, Presidente Regional del Colegio de Profesores y Profesoras de la región sostuvo que en cuanto al Estado de Emergencia Educacional “esto lo venimos planteando hace tiempo, incluso al ministro anterior, hace como un año seis meses le dijimos oiga, tiene que proveerse de herramientas y normas que le permitan desatar esa crisis, y en ese sentido no hubo ninguna resonancia y esto era una crónica anunciada. Llegamos a este punto donde la crisis realmente se ve en plenitud. Hoy el Ministerio, y esto hay que decirlo con mucha claridad, venía con las expectativa de fijar una fecha de retorno a clases y eso contrasta o choca o se estrella con la cruda realidad de que no tenemos, incluso aquí hubo un impás medio complejo al interior (de la reunión) en el siguiente sentido de que nosotros hicimos un levantamiento en septiembre, donde estuvieron los profesionales del Ministerio de Educación, la DEP, los profesionales de educación local, más las comunidades educativas, padres y apoderados, asistentes y nosotros. Allí se hicieron los levantamiento y esto levantamientos se tabularon, se identificaron y hoy nos encontramos con una discrepancia que se empezó a dar en el terreno. La discrepancia es que nuestras condiciones mínimas habilitantes no coincidían con las que había levantado el Slep”.

Tras los acuerdos generados en esta mesa regional el Gobernador de Atacama aseguró, que “seguimos trabajando en la construcción de un gran acuerdo, para la solución del conflicto educacional en Atacama”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *