FOSIS y UDA, una alianza que da frutos

Vecinas y vecinos del Sector El Jilguero en la comuna de Vallenar, participantes del Programa Fortalecimiento de Planes de Trabajo Familiar de FOSIS, fueron parte de un diagnóstico de salud comunitario, realizado por la carrera de Enfermería de la UDA.

Para la Sra. Angélica Rojas, vecina de Villa El Jilguero, perteneciente a la Junta de Vecinos Sol Naciente, participar en este diagnóstico fue “muy gratificante, poder conocer y compartir con este hermoso grupo de jóvenes de enfermería, del que aprendimos mucho”. Además señaló la Sra. Angélica “sería genial tener más programas de FOSIS aquí en esta junta de vecinos, poder compartir y solidarizar con nuestros vecinos y saber los pro y contra para ayudarnos cuando sea necesario”.

La Sra. Angélica y sus vecinas y vecinos participaron del Programa Fortalecimiento de Planes de Trabajo Familiar de FOSIS y gracias a esto fueron parte de un diagnóstico de salud comunitario de tipo participativo, realizado por la carrera de Enfermería de la Universidad de Atacama.

Así lo explica Pablo Dubó, académico del departamento de Enfermería de la Universidad de Atacama “creo que es un paso importante en donde las instituciones desde sus líneas de desarrollo, desde sus distintos aportes a la sociedad, se unen, trabajan en conjunto, colaboran para impactar de manera positiva en la comunidad y creo que ese es el valor fundamental de esta alianza entre FOSIS y el Departamento de Enfermería de la Universidad Atacama”. Además, prosigue Pablo Dubo “FOSIS nos acerca a un territorio, nos conecta con una comunidad, donde existe un diagnóstico previo respecto a principales problemáticas y nosotros lo que aportamos básicamente es con la especialidad técnica, para tomar esas problemáticas, comprenderlas, de las distintas miradas disciplinarias con las que trabajamos y posteriormente intervenir o generar las derivaciones para que estos se puedan resolver a través del sistema público”.

Por su parte la directora de FOSIS, Paloma Fernández Valdés, señaló “estamos muy contentas de tener hoy día este convenio virtuoso con  Universidad de Atacama, a través del cual podemos hacer carne el trabajo en red y con esto contribuir a las familias de Atacama, hoy día específicamente a las familias del Jilguero, quienes han podido educarse en torno a sus emociones, reconocer lo que experimentan a diario y además a través de la cohesión social, saber cómo salir adelante de las problemáticas de salud mental que les afectan. Por otra parte, continua la directora de FOSIS, la Universidad de Atacama también ha entregado un gran aporte a  esta comunidad generando derivaciones a salud pública, por lo cual se vuelve un actor relevante dentro del sistema intersectorial, que debemos tratar de fortalecer y que es lo que estamos haciendo”.

Esta actividad comunitaria de la carrera de enfermería se realizó en el contexto de la práctica de salud mental y comunitaria, en la que 12 estudiantes de cuarto año de la carrera fueron al territorio, realizando tres intervenciones: la primera fue recolección de información, a través de entrevistas grupales semiestructuradas, donde se levantó la información de fortalezas, oportunidades, amenazas y debilidades en torno a la salud mental comunitaria de vecinas y vecinos del sector.

En la segunda intervención se aplicaron instrumentos más personales respecto a trastornos de salud mental comunes en personas adultas, que están reconocidos por las guías clínicas del MINSAL. Así fue como gracias a estos instrumentos se permitió identificar alguna alteración, para posteriormente ser derivados a la atención primaria y que pueden allí, recibir la atención con el profesional que corresponde.

En la tercera visita se realizó una intervención de tipo educativa, enfocada principalmente en identificar los signos y síntomas asociados a las principales enfermedades que se pesquisaron: algunos cuadros relacionados con ansiedad, algunos antecedentes de depresión o estrés disfuncional.

Finalmente, Pablo Dubó señaló “con los antecedentes recopilados se realizó una educación, entregando algunas recomendaciones o herramientas de gestión emocional, que se realizaron para enfrentar estas situaciones en el contexto en el que ellos se encuentran, de ninguna forma fue una intervención terapéutica, sino más bien educativa, desde el punto de vista de la promoción de la salud y la prácticas, como también de la prevención de la enfermedad, enfocándonos en reconocer aquellos hábitos que son nocivos para la salud de esas personas, sus familias y comunidades.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *