Familias de Potrerillos se volvieron a reunir en el cementerio para recordar a sus deudos

Cientos de familias de potrerillanos venidas desde diversas regiones del país, se reunieron una vez más en el cementerio del ex campamento minero, para conmemorar el “Día de todos los santos”.

El oficio religioso estuvo a cargo del sacerdote Gabriel Horn, quien comenzó la ceremonia con una oración católica en quechua.

El encuentro no solo sirvió para que familiares pudieran visitar a sus deudos, sino además, revivir viejos recuerdos de los ex habitantes de la fundición y refinería de Codelco.

María Cristina Vargas nació en Potrerillos y hace años reside en Valparaíso, por lo que no dudó en tomar un bus para llegar hasta el cementerio, señalando que “resulta emocionante no solo reencontrarse con los deudos, sino también con nuestra gente. Nos hemos estado saludando toda la mañana y resulta emocionante”. Similar sentimiento tuvo Basilio Luan, potrerillano avecindado en Coquimbo, quien dijo que “a nosotros nos deja una satisfacción enorme, poder venir a ver a nuestros deudos y a encontrarnos con las amistades que teníamos en aquellos tiempos”.

Desde el traslado definitivo de sus habitantes, ocurrido a fines de la década de los 90, nació esta tradición que cada 1 de noviembre, en donde las familias de potrerillanos vecinos de las regiones de Valparaíso, Coquimbo y Atacama, se reúnan para recordar a sus familiares, en una actividad organizada por Codelco Salvador, en conjunto con el Sindicato N°2 de la empresa minera.

Mauricio Palma, director de Comunicaciones y Comunidades de Codelco Salvador, señaló que “para nosotros como empresa, nos llena de alegría el poder volver a reunir a la gran familia de Potrerillos y por eso estamos aquí, recibiéndolos en el lugar que para ellos, siempre será su hogar”. Asimismo, Patricio Elgueta, presidente del Sindicato N°2 de la cuprífera dijo que “esta es una actividad sumamente importante, porque les permite revivir su propia historia”.

El ex campamento minero de Potrerillos se encuentra a más de 2.800 metros de altura en la precordillera de la región de Atacama. Comenzó sus operaciones en 1927 a cargo de la Andes Copper Mining y en su apogeo, contó con más 4.000 habitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *