Dirigentas y dirigentes sindicales culminaron los 9 módulos de la Escuela Sindical Benito Tapia Tapia 

La instancia fue organizada de forma colaborativa por la Seremi del Trabajo y Previsión Social, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Universidad de Atacama (UDA) y la Dirección del Trabajo de Atacama (DT).

Tras la ejecución de nueve módulos, guiados por especialistas de diversos rubros, y con el objetivo de entregar herramientas y fortalecer el trabajo de dirigentas y dirigentes sindicales, culminó la Escuela Sindical Benito Tapia Tapia, instancia formativa organizada de forma colaborativa por la Seremi del Trabajo y Previsión Social, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Universidad de Atacama (UDA) y la Dirección del Trabajo de Atacama (DT). Las jornadas de capacitación contaron con una media de 40 representantes de sindicatos de las tres provincias de la Región de Atacama.

De esta forma, durante los dos meses de duración del curso, las y los relatores abordaron importantes temáticas como son: los fundamentos del sindicalismo, características y desafíos de un dirigente sindical en el siglo XXI,  representación y defensa de las y los trabajadores, libertad sindical y sus instrumentos inequidades, brechas y barreras de género, derechos fundamentales, seguridad y salud en el trabajo, roles de institucionalidad y legislación actualizada en proyectos de ley y sistema de cuidado. Estas jornadas fueron abordadas de forma didáctica y participativa, por lo que contaron con una buena evaluación por parte de sus participantes.

Luis Pino, Seremi del Trabajo y Previsión Social de Atacama, consideró que “lo que acaba de ocurrir hoy al terminar la primera edición de la Escuela Sindical Benito Tapia Tapia, es muy relevante, con esto me refiero a la unidad mostrada a lo largo de las 9 clases por parte de dirigentas y dirigentes de los distintos rincones de nuestra querida región de Atacama. En ese sentido, me parece pertinente agradecer y reconocer el trabajo realizado por la Universidad de Atacama, Dirección del Trabajo, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y todos los funcionarios que han permitido que esta escuela haya tenido un gran éxito y eco en el mundo sindical, por lo tanto, este es el primer paso para llegar a la unidad total en nuestra querida región de Atacama”.

ara nosotros fue un éxito, hoy se están certificando más del 80% de los dirigentes y dirigentes que confiaron y se capacitaron en los 9 módulos que se presentaron en las distintas áreas, del rubro que desempeñan, que es la representación a las/los trabajadores/as, una herramienta importante para ellos, que nos ayuda a tener un sustento técnico para representar a la altura de los representados”.

Mientras que Alexis Andrés Rojas Da Silva, director de Vinculación y Comunicaciones de la UDA,  consideró que “desde nuestra casa de estudios, reconocemos la importancia vital de empoderar a los trabajadores y trabajadoras de la región, contribuyendo así a la construcción de una sociedad más justa y sostenible. Durante dos meses intensivos, la Escuela Sindical Benito Tapia, en colaboración con el Departamento de Ciencias Jurídicas  de la Universidad de Atacama, exploró contenidos específicos diseñados para abordar los desafíos contemporáneos del sindicalismo. La Escuela Sindical Benito Tapia ha sentado las bases para futuras colaboraciones y ha demostrado que la educación sindical es un componente esencial para avanzar hacia un futuro laboral más justo y sostenible”.

Asimismo, Gloria Marín, directora regional de la Dirección del Trabajo, expresó que “fue una instancia provechosa para quienes participaron, esperamos y sabemos que los dirigentes y dirigentes salen fortalecidos a través de conocimientos que entregamos en las distintas etapas, y con los distintos insumos para plantarse ante los empleadores y empleadoras de los distintos tipos de empresa y rubros, en los que se desenvuelven y que sabemos que sus mandatos serán ejercidos de buena manera”.

Una de las asistentes a la Escuela es María Monárdez, presidenta del Sindicato Falabella Mall Copiapó, quien comentó que “se nos ha entregado muchos conocimientos, para orientar mejor a nuestros trabajadores/as, ayudar y así que puedan sentir un apoyo desde la dirigencia. Estas son las mejores instancias para capacitarnos, ha sido una alimentación de capacitación, ya que siempre estamos aprendiendo cosas nuevas”.

De la misma forma, Mirko Oyarzún, dirigente delSindicato Minera Lundin Mining, declaró que “ha sido excelente sobre todo para los dirigentes jóvenes, yo llevo 2 o 3 meses en el sindicato, y todos estos temas, la negociación colectiva, las licencias médicas, nos ayudan a tener mayores capacidades y mayores argumentos para poder traspasar esta información a los socios y tener una clara defensa”.

Es así, como tras una emotiva ceremonia en la Biblioteca Central, Vicente Rodríguez Bull de la Universidad de Atacama, los y las participantes de esta instancia recibieron sus certificados y declararon estar más unidos y contar con nuevas herramientas para poder apoyar a las trabajadoras y trabajadores de sus diversos sindicatos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *