Avanzando en garantizar más respeto y seguridad para las mujeres. Por Sofía Vargas Roberts

Este año el Gobierno impulsó un gran avance en el resguardo de la seguridad de las mujeres en Chile. Esto es relevante puesto que el Estado deberá adoptar medidas para proteger, atender y reparar a las víctimas. Para ello se deben considerar con especial foco el considerar las situaciones de vulnerabilidad o discriminaciones múltiples en que puedan hallarse.

Para ello el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género estará a cargo de la coordinación, coherencia y consistencia de políticas, planes y programas en materia de violencia de género. Son una tragedia y una vergüenza las cifras del 2023, dónde 41 mujeres fueron asesinadas en razón de su género. Por eso sorprende que algunos sectores políticos hayan cuestionado la pertinencia de esta legislación.

La ley define el concepto de violencia de género y sus distintas expresiones, como la física, psicológica, sexual, económica, gineco-obstétrica, entre otras. Desde un enfoque preventivo, el objetivo es propiciar la elaboración e implementación de planes, programas y protocolos para su prevención. No se busca trabajar en apoyo desde el momento de que se inicia un proceso judicial, se quiere contemplar las fases previas donde se manifiestan episodios de violencia hacia las mujeres.

Buscamos que se deje atrás cifras que revelan las situaciones de exposición a la violencia a las que las mujeres, por ejemplo con la Encuesta Nacional de Salud, Sexualidad y Género (ENSSEX) 2022-2023 del MINSAL destaca que una de cada cinco de las mujeres  encuestadas fueron víctimas de abuso sexual a los doce años en promedio. Por eso avanzar en garantizar más respeto y seguridad para nosotras sigue siendo una de las guías para nuestro Gobierno. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *